El aumento de las compras online transfronterizas a través de múltiples dispositivos es un factor fundamental para que tu negocio ofrezca a tus clientes la máxima seguridad que permita evitar el fraude online.

El 64,3% de la población española entre 16 y 74 años utiliza Internet a diario, según la encuesta sobre “Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares” del INE. En Europa los datos también son positivos en cuanto a las compras online y es que 6 de cada 10 europeos han comprado por Internet en 2015, según una noticia publicada por la revista digital Ecommerce News con datos de la agencia oficial de Estadística de la Unión Europea (Eurostat) . Estos datos reflejan el auge en el uso de Internet como canal para comprar los productos y servicios que necesitamos. Tenemos a nuestro alcance todo tipo de productos que podemos comprar en cualquier parte del mundo y desde cualquier dispositivo, en España, por ejemplo, el 45% de los usuarios analizados en el “VI Estudio Anual de Mobile Marketing” del IAB Spain, ha realizado alguna vez un pago a través de su dispositivo móvil.

Ante esta situación, las empresas que ofrecen productos y servicios online deberíaninvertir en seguridad para garantizar que los datos confidenciales de sus usuarios estén protegidos y éstos puedan comprar con confianza y tranquilidad, consiguiendo que la experiencia de usuario sea positiva para que vuelvan a comprar en la web. Si la base de las infraestructuras son sólidas y cumplen con los estándares de máxima seguridad internacionales como es la normativa PCI DSS, las tiendas online pueden incorporar métodos de pago y funcionalidades alternativas que ofrezcan a los usuarios una amplia variedad de opciones para adquirir sus productos, y de esta forma se puede abarcar un mayor número de clientes de todas partes del mundo, incrementando las ventas del negocio.

Ofrecer una amplia variedad de alternativas de pago seguras es un factor fundamental para conseguir el éxito en el negocio online. Por ejemplo, si un cliente prefiere realizar el cobro mediante transferencia bancaria, o quiere fraccionar o aplazar el pago podría elegir aquella tienda online que le permita pagar con diferentes formas de pago según sus necesidades y en la que perciba que sus datos estarán seguros y le transmita la confianza necesaria para terminar la compra.“Debemos evolucionar, adaptarnos e innovar para conseguir que el usuario se sienta cómodo pagando y no abandone la compra. Trabajando por conseguir que el ecommerce y también el sector de medios de pago evolucionen al ritmo de las últimas tendencias, ofreciendo la máxima seguridad a nuestro clientes y cumpliendo con la certificación PCI DSS 3.1, nivel 1 y ampliando los servicios para que las tiendas puedan integrar múltiples métodos de pago globales que les permitan hacer crecer su negocio, aumentar los ratios de conversión y fidelizar a sus usuarios”, según Laura Vallejo, Responsable de Comunicación de SIPAY, pasarela de pagos española que ha obtenido la certificación PCI DSS 3.1, nivel 1, especializada en el desarrollo de soluciones inteligentes de pago basadas en la innovación, la seguridad, la omnicanalidad y la simplicidad.

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR