E-commerce, tendencia clave para el futuro de los comercios

Invertir en el desarrollo de tu negocio online puede conseguir en un futuro la fidelización de tus clientes, por ello es necesario apostar por una solución de pago específica para e-commerce que de confianza a los consumidores en el proceso de compra.

La forma en la que los consumidores hacen sus compras y pagan está en continuo cambio y en los últimos años se ha producido una rápida evolución que está obligando a las grandes, medianas y pequeñas empresas a adaptarse constantemente para no perder clientes ni ventas en sus negocios. En este marco de cambios el e-commerce ha incrementado sus cifras a nivel mundial y de forma gradual las empresas se sumergen en la venta de sus productos y servicios en Internet, además de ofrecer cada vez más formas de pago.

La tendencia e-commerce es creciente desde los últimos años y todo apunta a que seguirá haciéndolo, según el estudio “Global E-tailing 2025”, realizado por Deustche Post DHL, empresa líder mundial en el envío de correo y logística, donde se refleja que en diez años el 40% del comercio podría llegar a ser online. En España, estas predicciones no están mal enfocadas, ya que durante el tercer trimestre de 2013 el comercio online generó 3.291 millones de euros y crece más de un 20% al año, además se realizaron un 26,3% de operaciones online lo que supone 46,5 millones de transacciones, según un estudio realizado por CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) del tercer trimestre de 2013.

Los datos reflejan que en los próximos años las compras y operaciones bancarias de los consumidores se harán a través de Internet y de múltiples dispositivos, como el ordenador, las tabletas o el Smartphone. Para hacer frente a estos cambios y estar preparados, los comercios necesitan adelantarse a las necesidades futuras de sus consumidores y clientes, por lo tanto deben adaptar su modelo de negocio.

Aun así, no es solo necesario que creen un negocio online a través del cual los consumidores tengan acceso al catálogo, puedan comprar o hacer sus transacciones, sino que es necesario que utilicen una plataforma e-commerce que permita hacer las compras a través de diferentes medios de pago de una forma segura, rápida y eficaz. Las principales funcionalidades que debería tener una solución e-commerce son.

  • Que cumpla las normas de seguridad PCI-DSS.
  • Solución antifraude: que permita a la empresa disminuir el fraude en el pago con tarjeta.
  • Multiprotocolo: que permita multiconexión con las diferentes entidades.
  • Multibanco/Multimerchant: que permita realizar pagos con distintos bancos.
  • Servicio DCC (Dynamic Currency Conversion): que permita a los consumidores elegir entre pagar con la moneda euro o la moneda de su país de origen.
  • Multiplataforma: que permita una fácil integración con diferentes plataformas de comercio electrónico.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR